Cervecería Nacional: ¿Por qué excluyeron a las mujeres cantantes?

Las muchachas tienen una faldita corta, verde con blanco. Son nueve en total, pero el equipo publicitario de la Cervecería Nacional Dominicana las presenta como si fuesen   mujeres diminutas (del tamaño de una botella), cosificadas y multiplicadas de   manera tal, que cuando se abren las puertas de la nevera   cervecera, se revelan ocho parrillas con grupos de nueve mujeres bailando en cada una. Cervecería Presidente tuvo la cortesía de colocar su cámara en ángulos estratégicos para que la audiencia   observara   que los pantis de las muchachas eran blancos. Es más, el lente de la Cervecería parece ignorar que a las mujeres hay que mirarlas a los ojos, porque la mayoría de las tomas se enfocan exclusivamente en la entrepierna de las talentosas bailarinas.

“Si, pero el anuncio ‘Verano Presidente 2011’ fue hace seis años, los tiempos han cambiado”, dirá usted. ¿No me diga?, le interpelo yo. El martes 27 de Julio, la Cervecería Nacional Dominicana anunció los artistas que participarán en el Festival Presidente 2017 y cuando digo “los artistas”, me refiero a que, literalmente, los artistas son hombres porque entre los 18 cantantes anunciados, no hay una sola mujer.

Usualmente cuando se realizan estos eventos, las grandes empresas, atentas a cualquier desliz que pueda resultar en publicidad negativa, contratan aunque sea una o dos mujeres para cuidarse de acusaciones de discriminación. Pero la Cervecería ni se inmuta, posiblemente en la arrogancia que le otorga su hegemonía en más del 98% del mercado de cervezas en la República Dominicana, según un estudio de Pro-Competencia. La empresa es tan desvergonzada que aun sabiendo que no tienen una sola artista programada para el Festival, contrataron a una cantante para el anuncio publicitario del evento.

¿Qué significa la exclusión de mujeres cantantes del Festival Presidente? Significa que las mujeres aparecerán en el evento, justo como aparecieron en aquel contagioso spot publicitario del 2011; como objetos dispensables. Yo apuesto una cerveza (lamentando mucho que no podrá ser mi entrañable Presidente), a que la mayoría de esos hombres cantantes tendrán bailarinas. Si una de ellas se enfermase, contratan otra rápidamente y nadie se da cuenta. Pero si faltase cualquiera de los cantantes hay problemas, porque ellos no son intercambiables. Es decir, para buscar habilidosas bailarinas que se meneen con poca ropa, la Cervecería sabe dónde buscar mujeres, pero a la hora de contratar mujeres cantantes, entonces no encuentran ni una.

Usted dirá: “Las mujeres igual irán al Festival Presidente a apoyar a los hombres”, Si, yo sé.     El feminismo analiza que, en culturas patriarcales como la nuestra, a las mujeres nos socializan desde chiquitas para internalizar el mensaje de que lo masculino es universal. Este adoctrinamiento es avasallante: desde los libros de historia que hablan de “el hombre” para referirse a la humanidad, hasta la enseñanza de “los grandes clásicos literarios” que curiosamente son todos hombres. La falta de representación de la mujer en todas las esferas de poder, desde la política hasta los medios de comunicación, significa que somos criadas para identificarnos con ellos, mientras los hombres continúan centrados en sí mismos.

Paradójicamente a principios de junio, durante la presentación de una campaña llamada ‘Un mejor mañana, empieza hoy’, el Presidente de la Cervecería, Franklin León, exaltó “la responsabilidad social” de la empresa. Explicó que la campaña busca “empoderar a los dominicanos sobre su responsabilidad como ciudadanos y el impacto que sus buenas acciones cotidianas tienen en el desarrollo integral de la nación”. Lamentablemente sus acciones parecen indicar que, según la Cervecería Nacional Dominicana, ese mejor mañana y desarrollo integral de la nación no incluye mujeres.

Anuncios